7 consejos para mejorar el wifi

Escrito por wifi345 06-02-2018 en wifi. Comentarios (0)

Si le pides a la gente que cree una lista de elementos de los que no pueden prescindir en absoluto, lo más probable es que Wi-Fi aparezca muy alto en esa lista. Por lo tanto, una señal Wi-Fi menguante es la pesadilla de todos. Si tienes un rendimiento Wi-Fi deficiente en casa, prueba estos consejos para comprobar la cobertura wifi y sus soluciones. 

1. Ubicación, ubicación, ubicación

Coloque su router en un punto central alrededor de su casa para obtener el mejor rendimiento. 

La forma más sencilla de mejorar tu Wi-Fi es simplemente colocar el router en una ubicación ideal. Idealmente, debe estar en una ubicación central en su casa. Otras cosas a tener en cuenta incluyen no colocarla cerca de ninguna obstrucción como paredes, vidrios, espejos, o cualquier objeto electrónico o metálico. Además, nunca lo coloque en el suelo. En su lugar, trate de ponerlo en una posición elevada, preferiblemente sobre un escritorio, mesa auxiliar o mesa de consola. También, recuerde asegurarse de que las antenas del enrutador (si las tiene) estén colocadas en posición vertical vertical.

 2. Actualizar su firmware

Mantenga siempre actualizado el firmware de su enrutador.

Los fabricantes de routers a menudo hacen ajustes de software a sus routers para exprimir más rendimiento, por lo que tiene sentido asegurarse de que su router se está ejecutando en el último firmware. La mayoría de los routers modernos pueden actualizar automáticamente su firmware por sí mismos y es una buena idea activar esta opción. Aparte del rendimiento mejorado, las actualizaciones de firmware también pueden a veces traer nuevas características y actualizaciones de seguridad para el enrutador, que son igual de importantes.

3. ¿En qué frecuencia estás?

Utilice siempre la red de 5 GHz de su enrutador para obtener el mejor rendimiento.

La dirección de banda es una característica que se encuentra en muchos enrutadores nuevos hoy en día, especialmente en los de tres bandas. La dirección de banda asigna automáticamente dispositivos cliente a las redes del router. Los usuarios no necesitan preocuparse por conectar demasiados dispositivos a una sola red. Esto suena bien en el papel, pero en la práctica, el enrutador a veces puede asignar dispositivos a las redes equivocadas. Aunque la red de 2.4GHz de su enrutador proporciona una mejor cobertura, es significativamente más lenta en comparación con la red de 5GHz. Si el rendimiento es crítico, siempre debe conectarse a la red de 5 GHz. Por lo tanto, para los usuarios más exigentes y ahorradores, nuestra recomendación es gestionar las redes usted mismo y garantizar que sus dispositivos críticos para el rendimiento estén conectados a la red de 5 GHz más rápida. Sumérgete en la interfaz de administración de tu router y busca configuraciones inalámbricas similares a las que hemos visto en la captura de pantalla anterior, desde un moderno router Linksys hasta la opción de deshabilitar/activar dirección de banda.

4. Cambia tus canales

Cambia tus canales Wi-Fi a uno que no se use para reducir la interferencia.

Si vives en un lugar densamente poblado, lo más probable es que haya muchas otras redes Wi-Fi que se emitan aparte de las tuyas. Esto puede causar interferencia y resultar en la degradación de la señal. Lo importante es tener en cuenta que las redes Wi-Fi funcionan en diferentes canales, así que lo que quieres hacer es utilizar un canal que no sea utilizado por las otras redes Wi-Fi de tu zona, o al menos un canal que no esté muy congestionado. Para determinar qué canales Wi-Fi son gratuitos, utiliza una aplicación como Wi-Fi Analyzer (para Android, para iOS), que muestra todas las redes Wi-Fi de tu área y los canales que utilizas.

5. Uso Calidad de Servicio

Habilite la QoS si tiene muchos dispositivos y aplicaciones que acceden a Internet.

La calidad de servicio o QoS es una característica que está disponible en la mayoría de los routers actuales. Esencialmente, ayuda a administrar y priorizar sus conexiones para que las más críticas tengan prioridad sobre las demás. Por ejemplo, si el streaming de vídeo es especialmente importante para usted, puede establecer prioridades sobre otras conexiones como las generales como la navegación web o los correos electrónicos. Algunos enrutadores incluso le permiten priorizar los dispositivos sobre otros. Así que si usted es un jugador, podría asignar prioridad a su consola de juegos o PC de juegos sobre su portátil de trabajo.

6. Utilice un extensor de alcance o un adaptador de línea eléctrica 

El D-Link DAP-1860 es uno de los extensores de la gama Wi-Fi más rápidos del mercado. Soporta velocidades de hasta 800Mbps en su red de 2.4GHz y 1,733Mbps en su red de 5GHz. (Fuente de la imagen: D-Link)

El D-Link DAP-1860 es uno de los extensores de la gama Wi-Fi más rápidos del mercado. Soporta velocidades de hasta 800Mbps en su red de 2.4GHz y 1,733Mbps en su red de 5GHz. (Fuente de la imagen: D-Link)

Si has probado los métodos anteriores y aún así no consigues que tu Wi-Fi funcione a un nivel satisfactorio, es hora de obtener ayuda con dispositivos adicionales. Los extensores de gama son una forma relativamente asequible de ampliar la cobertura Wi-Fi en casa, pero ten en cuenta que incluso si la cobertura Wi-Fi conexiones. Sin embargo, a veces pueden ser poco fiables y deben enchufarse directamente en un enchufe de pared y no a través de una regleta, adaptador o protector de sobretensión. 

7. Utilice un dispositivo de red de malla

El Linksys Velop es uno de los sistemas de redes de malla Wi-Fi más avanzados disponibles en la actualidad. (Fuente de la imagen: Linksys)

El Linksys Velop es uno de los sistemas de redes de malla Wi-Fi más avanzados disponibles en la actualidad. (Fuente de la imagen: Linksys)

Los dispositivos de red de malla son posiblemente la forma más avanzada de ampliar la cobertura Wi-Fi en casa. Fácil de configurar y usar, estos dispositivos usan Wi-Fi para comunicarse entre sí y ampliar la cobertura Wi-Fi. Su flexibilidad también los hace ideales para su uso en hogares grandes o con diseños extraños. Dicho esto, los sistemas de redes de malla pueden ser caros y su capacidad para ampliar la cobertura Wi-Fi (en cada nodo) es bastante limitada, lo que significa que se pueden requerir múltiples satélites o nodos para expandir efectivamente la cobertura Wi-Fi en una gran área. La otra ventaja de los sistemas de red de malla es la flexibilidad en la colocación a donde usted necesita mejorar la cobertura Wi-Fi y estos dispositivos son generalmente más pequeños, y más estéticos en apariencia que los equipos de red habituales.